¿Cuánto plástico hay en el mar? La respuesta de la ciencia

Cuánto plástico hay en el mar

¿Cuánto plástico hay verdaderamente en el mar? La respuesta no es sencilla si queremos ofrecer datos precisos que nos ayuden a ilustrar la gravedad de la situación que atraviesan nuestros océanos. 

Aunque, por supuesto, no hay ilustración más poderosa que las fotografías en las que se observan criaturas marinas debatiéndose por sobrevivir en un mar de residuos y playas cubiertas de basura. 

Una imagen vale más que mil palabras, pero entre tantas noticias e instantáneas desoladoras, ¿qué nos dice de verdad la ciencia sobre la cantidad de plástico que hay en el mar? 

El desafío de calcular la cantidad de plástico que hay contaminando el ecosistema marino 

Lo primero que hay que entender es que los desechos no están repartidos de forma uniforme en el océano, y aunque pueda parecer una obviedad, esto dificulta mucho la tarea de los científicos a la hora de presentar una cifra exacta. 

Las corrientes marinas, los giros oceánicos, la cercanía a núcleos urbanos y las políticas de gestión de residuos de cada país, son solo algunas de las variables que condicionan el resultado de estas investigaciones. 

Sin embargo, estudios muy exhaustivos, como el realizado ya en el año 2015 por el Jambeck Research Group sobre polución marina, apuntan a que anualmente se estarían vertiendo entre 4,8 y 12,7 millones de toneladas de piezas de plástico en el mar. Un número impactante que nos ayuda a poner en perspectiva la magnitud del problema. 

Por su parte, el informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), sobre contaminación por plásticos, predice un aumento muy notorio para el 2040, con un volumen de entre 23 y 37 millones de toneladas de residuos plásticos, lo que equivaldría aproximadamente a 50 kg de basura por metro cuadrado de costa. 

El problema del microplástico   

Lo más alarmante es que no nos enfrentamos únicamente a una cantidad ingente de plástico marino, sino a pequeños fragmentos de menos de 5 mm: los microplásticos. 

Día a día estas pequeñas partículas son ingeridas por la fauna marina, introduciéndose en la cadena alimenticia. 

Perdidos en la infinidad del mar, recuperarlos se convierte en una tarea compleja. Por eso es tan interesante la tecnología que está desarrollando la empresa valenciana Global Omnium, enfocada a la recogida y eliminación de los microplásticos presentes en las aguas residuales, impidiendo que lleguen su propagación en el medioambiente o al fondo del mar

Consecuencias aún por descubrir 

Todavía se están estudiando las consecuencias a largo plazo de esta crisis ambiental. 

Para facilitar el desarrollo de investigaciones precisas y fiables en este campo, el National Centers for Environmental Information (NCEI), ha creado una base de datos sobre microplásticos marinos, y son muchas las organizaciones que están invirtiendo recursos en estudiar y denunciar esta problemática. 

Lo que sí es seguro, es que no sólo perjudica a la salud pública y vida marina, sino que la economía de los distintos países se está viendo ya muy afectada. 

Como nos recuerda la National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA), la elevada tasa de contaminación estaría reduciendo la eficiencia de la acuicultura, aumentando la mortalidad de los peces y poniendo en peligro la principal fuente de proteína de un 20% de la población. 

El mismo artículo denuncia que por cada tonelada de basura plástica que termina en el mar, el daño producido en el ecosistema supondría una pérdida de entre 3.300 y 33.000 dólares, sin contar con el coste de la limpieza de las costas. 

Concienciación y acción 

Los plásticos flotantes en el mar no es únicamente un problema estético, afecta a la biodiversidad, el fondo marino, la economía y la salud humana. 

Nos enfrentamos a un reto ambiental de dimensiones todavía desconocidas y es fundamental actuar antes de que sea tarde. 

Como consumidores responsables, está en nuestra mano informarnos, ser críticos y tomar iniciativas para ayudar a parar la contaminación continuada del ecosistema acuático. Un buen punto de partida puede ser disminuir el consumo de plásticos de un solo uso, reutilizándolos lo máximo posible y, por último, depositándolos en el contenedor amarillo. 

Además, desde Ecoembes te animamos a que colabores con las recogidas de basura promovidas por el proyecto LIBERA, que tiene como objetivo ayudar a limpiar las costas y ampliar el conocimiento existente sobre los residuos encontrados. 

¡Tendrán lugar del 16 al 24 de septiembre de 2023! En la web de LIBERA tienes toda la información. 

Categorías
Volver a las noticias
Otras noticias relacionadas
¿Qué son las empresas verdes?
Leer más

app de reciclaje

Me llamo A.I.R- e y soy el robot que puede ayudarte a resolver tus dudas sobre reciclaje de residuos.

¡Pregúntame!
Volver arriba